Que Creemos
La Palabra de Dios es nuestra regla de conducta y guía. Como dijo Juan Wesley somos “Hombres de un solo Libro”.Claridad de visión y entendimiento de función emergen a través de la unción del Espíritu Santo y la sabiduría que resultan de la búsqueda plena de Dios. Cuando el pueblo de Dios las confirma, las visiones se hacen realidad y las oraciones de los santos provocan grandes avivamientos de Dios en nuestro mundo.
• El llamado a ser un movimiento apostólico, un movimiento hacia la mies del mundo significará:
• Una iglesia enfocado en el mensaje de la cruz, la resurrección y el reino de Dios.
• Una iglesia con doctrina sana, integrando fe y estudio.
• Una iglesia con una pasión santa, entregada a los propósitos de Dios.
• Una iglesia que cruce cualquier barrera.
• Sean barreras religiosas, étnicas, o nacionales y que se multiplique.
• Una iglesia que ejemplifique a Jesús.Creemos que la iglesia local sea el instrumento divino para transformar la sociedad. Creemos que líderes locales deben recibir tanto la responsabilidad como el privilegio de cumplir nuestros valores esenciales. En resumidas cuentas esto es la base teológica y práctica para las siguientes propuestas.
Nuestra Cultura de Comunidad
Somos iglesias conexionadas. Las relaciones que más nos ayudan son las que se basan en la gracia y la verdad.
Creemos que nuestra misión impulsa cada cosa que hacemos.
Proclamamos una gracia gratis. Jesús dijo que la obra que corona el ministerio auténtico es esto cuando se predica el evangelio a los pobres. Por consiguiente los destituidos y marginados del mundo merecen nuestro cuidado especial.
Nos esforzamos a interpretar el mensaje del evangelio en forma relevante a nuestra cultura, siempre manteniéndonos fiel a Dios mientras mostramos amor y sensibilidad al mundo.
Aceptamos a cualquier persona que se acerca a nosotros, creyendo que el pecador mas esesperado tiene el potencial de hacerse un seguidor íntegro y entregado a Jesús.
Consideramos que los grupos pequeños y células que están dentro del gran cuerpo de Cristo proveen el mejor ambiente para el nacimiento, el consejo, la consolación y el cuidado de nuevos creyentes.Consideramos que nuestras iglesias locales son misiones fronterizas. Nuestros pastores reciben, no asignaciones a iglesias y templos locales, sino asignaciones a evangelizar comunidades enteras, pueblos o ciudades.
Nos consideramos un movimiento apostólico. Somos un pueblo enviado, encargados con la tarea de alcanzar territorios nuevos y poblaciones nuevas con el evangelio.
Somos Wesleyanos en nuestra doctrina y práctica. Valoramos las instrucciones de las Escrituras y el consenso de la iglesia a través de su historia.
Debemos ser un pueblo santo. Nuestra conducta y enseñanza reflejarán la santidad y el amor a Dios. Procuramos nada menos que la sanidad de mente, cuerpo y alma para todo aquel que viene bajo nuestro cargo.
Nuestros Valores Esenciales
Como un pueblo de herencia Wesleyana-Arminiana, nos interesamos en vivir vidas santas para la gloria de Dios. Nosotros siempre cumpliremos con lo siguiente:
Amar al Señor nuestro Dios con todo nuestro corazón, y con toda nuestra alma, y con toda nuestra mente y con todas nuestras fuerzas… y amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. (Marcos 12:30-31)
Id, y haced discípulos a todas las naciones (Mateo 28:19)
Nuestro Propósito
Conocer a Dios y glorificarlo dándolo a conocer.